domingo, 9 de junio de 2019

Sitios para perderse: Voledam y Edam

Después de visitar Keukenhof y de vuelta en Amsterdam, nos dirigimos a la Estación Central para coger el autobús que nos llevaría a los pueblitos de Voledam y Edam. Existe un billete llamado "Waterland card" que es válido para los trayectos entre Amsterdam y los pueblos de las Waterland (Edam, Voledam y Marken son los más conocidos). Cuesta 10 euros y dura un día completo.

La primera parada fue Voledam, un pueblo de pescadores que nació siendo el puerto de Edam. Tardamos unos 30 minutos en llegar y nos bajamos en la parada llamada "Centruum". El tiempo había mejorado mucho y fue un gusto perderse por sus calles y pasear por su paseo marítimo.

 





Desde allí, cogimos de nuevo el autobús y nos dirigimos a Edam. Está muy cerca, a unos 10 minutos, y nos bajamos en la parada "BusStation Edam". Es un pueblo situado a orillas del lago IJsselmeer y, aunque su nombre nos sonará por el queso, te sientes en un cuento cuando paseas por sus calles y canales. 









Sin duda, recomiendo visitar estos dos pueblos. Nos quedamos con las ganas de visitar Marken porque nos dio tiempo. Se puede llegar en autobús o en ferry desde Voledam.

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.

viernes, 7 de junio de 2019

Sitios para perderse: Keukenhof

El pasado mes de mayo, visitamos Holanda por primera vez y quería compartir impresiones sobre el viaje. El primer día aterrizamos muy temprano en el aeropuerto de Amsterdam, después de un agradable vuelo con KLM. Cogimos el tren para llegar a la ciudad; solo son unos 15 minutos de trayecto y cuesta 4,50 euros. Pudimos dejar las maletas en nuestro hotel: Room Mate Aitana, situado cerca de la Estación Central y dirigirnos hacia nuestro primer plan: Keukenhof, para ver tulipanes.

Habíamos comprado las entradas con antelación a través de This is Holland (web). Su precio fue de 38 euros e incluía el transporte hasta los jardines (ida y vuelta). El punto de salida del autobús estaba al lado de "A´DAM lookout". Para llegar allí desde la Estación Central, hay que cruzar en ferry (es gratuito). Además, ahí están colocadas las famosas letras de "IAMSTERDAM" así que aprovechamos a sacarnos una foto.



El viaje a los jardines duró unos 50 minutos. Hay opciones de llegar usando el transporte público, aunque nos decidimos por esta forma ya que era la más cómoda. Keukenhof son unos jardines de tulipanes que se encuentra en Lisse. Cada año se plantan unos 7 millones de bulbos florales y solo permanece abierto dos meses: de marzo a mayo normalmente. Para visitarlo, empleamos algo más de 2 horas.







En mi opinión no merece mucho la pena visitarlo, a pesar de que las flores son preciosas. Es cierto que nos llovió durante casi toda la visita y que había muchísima gente, pero lo encontré un sitio muy artificial (como un parque de atracciones de tulipanes).


Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.

domingo, 2 de junio de 2019

Sitios para perderse: South Queensferry

Un buen plan si te queda una tarde libre en tu viaje a Edimburgo es ir a los pueblos del Forth Bridge. Nosotros aprovechamos para conocer South Queensferry, un pueblo precioso con muchos pubs donde tomar una pinta, pequeñas tiendas y casas de colores. Desde sus orillas, tendrás vistas al Firth of Forth y al impresionante y fotogénico Forth Bridge, Patrimonio de la Humanidad, por el que circulan trenes. A pesar de que estuvimos atentos y de que hay carteles que avisan de su presencia, no tuvimos suerte de ver ninguna foca.







Para completar la excursión (nosotros no lo pudimos hacer por falta de tiempo) se puede atravesar el Forth Road Bridge caminando y llegar a North Queensferry. Otra opción es realizar la ruta por la costa desde South Queensferry hasta Cramond Village, que ya visitamos y os contamos sobre ello en este post. Por último, también se puede coger un ferri y visitar la isla de Inchcolm y su abadía.





Para llegar a South Queensferry desde el centro de Edimburgo nosotros optamos por el autobús. Otra posibilidad es ir en tren ya que tanto North como South Queensferry tienen estación de tren.

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.

miércoles, 17 de abril de 2019

Sitios para perderse: Rosslyn Chapel y Roslin Glen

Una bonita excursión desde Edimburgo es al pueblo de Roslin, a unos 15 km de distancia, donde se encuentran la capilla de Rosslyn y los bosques de Roslin Glen. Cogimos el autobús 37 de Lothian Buses que tardó unos 50 minutos en llegar a nuestro destino. 

La capilla Roslin, que fue construida entre los años 1440 y 1480, es famosa porque fue escenario de parte de la película de "El Código Da Vinci" con Tom Hanks y Audrey Tatou como protagonistas. Este templo gótico está decorado con múltiples gárgolas, símbolos y relieves en sus paredes. Es divertido jugar a encontrarlos todos (hay pistas en el interior para ayudarte).



Además de visitar este espectacular monumento, merece mucho la pena perderse por el Roslin Glen y llegar al castillo de Roslin, que se encuentra en ruinas ya que fue atacado en varias guerras entre los siglos XIV y XVI. Para llegar desde la capilla, hay que dirigirse hacia el cementerio y luego continuar por el sendero señalizado.






Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.

domingo, 3 de febrero de 2019

Sitios para perderse: Edimburgo (VII)

Uno de las excursiones que nos quedaban pendientes de hacer en Edimburgo era subir a Arthur´s Seat y a la tercera escapada fue la vencida. 

La mayoría de gente inicia la subida a la cima desde Queen´s Drive, una vez que has pasado el Palacio de Holyrood y el Parlamento. Como podéis ver en este mapa de Geowalks© tan útil, hay varias rutas.


Nosotros escogimos la Ruta Roja, que no era demasiado empinada y tenía vistas preciosas a St Margaret´s Loch y a las ruinas de la capilla medieval de St Anthony.






La otra opción es coger la Ruta Azul que a su vez se divide en dos opciones: la Radical Road (que va por debajo de los Salisbury Crags) y el Volunteers Walk (que va por encima de los Salinbury Crags). Es más larga y con un final bastante empinado.




Además hay una tercera opción más rápida, la Ruta Verde, que sale desde el Dunsapie Loch, en solo 30 minutos estarás en la cima.



Las vistas son impresionantes desde la cima, donde puedes divisar toda la ciudad de Edimburgo, el fiordo de Forth y hasta de la Bass Rock, en North Berwick. Mi recomendación es usar calzado de montaña ya que la última parte de la subida es rocosa y elegir un día claro (para disfrutar al máximo de las vistas), sin viento (en lo alto de la cima te puede tumbar) y que no haya llovido mucho los días previos (al ser un camino de tierra, se forman barrizales y puedes acabar resbalándote). Sí, es difícil encontrar un día así en Edimburgo, pero merece la pena.

Espero que los mapas resulten de ayuda, porque a nosotros al principio no nos quedaba claro por qué ruta era mejor subir.

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.

domingo, 27 de enero de 2019

Sitios para perderse: Stirling (II)

Después de visitar la piedra de las Decapitaciones en la primera parte de nuestra excursión a Stirling, nos dirigimos a Old Stirling Bridge que cruza el río Forth. Es de finales del siglo XV y anteriormente a él, en este tramo del río, existieron otros puentes de madera: uno de los cuales protagonizó la batalla del puente de Stirling.




Después, nos acercamos a ver el monumento a uno de los protagonistas de esta batalla: William Wallace que se encuentra en la colina Abbey Craig. Se puede llegar en autobús o a pie. Nosotros no compramos entrada para subir al monumento y nos conformamos con las vistas de Stirling que se tienen desde los pies del mismo que ya son increíbles.





Aprovechamos para comer unos sandwiches y tomar un café en la cafetería del monumento antes de continuar la excursión.



La última parada del día fue la abadía de Cambuskenneth, un lugar menos conocido pero al que merece la pena acercarse. Se encuentra a una media hora del monumento de William Wallace por la carretera que bordea el río Forth, un camino muy agradable. Nos encontramos casi solos visitándola y la envolvía una magia especial por lo que recomiendo visitarla.





Desde allí, nos dirigimos a la estación de tren y dimos por terminada nuestra visita a Stirling.

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.