miércoles, 30 de diciembre de 2015

Sitios para perderse: Selva de Irati, Roncesvalles, Olaldea.

¡Buenas noches! ¿Qué tal? 
Continúo mi relato de la escapada a Navarra, contándoos lo que hicimos el segundo día.

SELVA DE IRATI
A pesar de que la mejor época para visitar la selva de Irati es el otoño, disfrutamos muchísimo del paseo, de la hojarasca formada y de los árboles desnudos. Hicimos la ruta 54 de 1 hora de duración aproximadamente, que lleva por el pantano y posteriormente se adentra en la selva. Es bastante sencilla pero os recomendaría llevar un calzado cómodo. Dejamos el coche en el propio embalse de Irabia, donde comienza la ruta. Está muy bien señalizado. A la vuelta, pasamos por los restos de la fabrica de armas de Orbaitzeta y subimos a Azpegi donde hay una estación megalítica y unas vistas impresionantes de los Pirineos. En el camino, recomiendo parar en el mirador de Ariztokia a la altura de Aribe pues las vistas son increíbles.












RONCESVALLES
Conocemos Roncesvalles por la histórica derrota de Carlomagno en la Batalla de Roncesvalles (778) y por el paso del Camino de Santiago. Llama la atención la Colegiata de Orreaga/ Roncesvalles, antiguo hospital de peregrinos. Son reseñables también la iglesia de Santa María con la capilla de San Agustín, donde se encuentra el sepulcro de Sancho VII el Fuerte. Además, comimos en Casa Sabina una hamburguesa muy buena.



OLALDEA
En el camino a la Selva de Irati, nos sorprendió este pueblo y paramos. Tiene una central hidroeléctrica de más de 100 años de antigüedad y una iglesia pintoresca que parece sacada de un cuento.



Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.