sábado, 24 de octubre de 2015

Reflexión: Blogs y publicidad

Hoy os traigo un post diferente, una especie de reflexión sobre un tema que levanta diversas opiniones, favorables y desfavorables, últimamente. Hacia tiempo que no escribía de esta forma y el tema elegido es la publicidad y las colaboraciones en los blogs.

Podemos encontrar distintos tipos de publicidad en los sitios web. A veces son banners, otras programas de afiliación y por último tenemos las entradas patrocinadas. La diferencia de los dos primeros es que el lector pincha en ellos si quiere más información acerca del producto que se publicita; por lo tanto no me parecen perjudiciales siempre y cuando permitan la lectura. Hay webs en las que esto no es posible ya que cierras un banner y te aparecen 10 más. Existen diferentes opciones para poner banners en tu blog: AdSense, Coobis e incluso las propias marcas y tiendas online.

Las entradas (o vídeos) patrocinados generan más controversia ya que a veces no sabes si lo que estás leyendo es una opinión sincera o simplemente lo que la marca quiere oír. Por eso, lo primero me parece fundamental conseguir una total transparencia con el lector. Esto se puede conseguir mediante un sistema de códigos de confianza. En esta web encontrareis más información. En el caso de Un té al día ya han empezado a aparecer en todas las entradas que voy publicando últimamente y continuará así.

En mi opinión, que este sistema funcione radica, además de en la transparencia, en no bombardear al lector con muchos post publicitarios y en mantener la calidad del blog, mediante entradas trabajadas siguiendo la esencia de cada espacio. No se puede dejar de publicar las entradas que normalmente publicas y en vez de eso, subir anuncios y anuncios.

Por supuesto, la sinceridad es algo básico. Yo nunca recomendaría algo que no me ha gustado, pero tampoco lo hago en la vida real. Así que mantener esto no me resulta muy difícil. De hecho, la mayoría de entrada que he hecho de reviews de productos son comprados por mí. Pero si una marca te envía un producto para que lo pruebes, no es nada malo siempre y cuando no condicione tu opinión.

Creo que la responsabilidad está en las tres partes implicadas: el creador de contenido, la marca que desea publicidad y el lector. Si hay ética, sinceridad y buenas intenciones, la publicidad en los blogs no tiene por qué ser perjudicial sino todo lo contrario: un sistema de feedback mediante el cual las tres partes salgan ganando.

¿Qué opináis vosotr@s sobre este tema? Abro el debate.

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.
L.